52 fotografos en 52 semanas: Ansel Adams

La primera vez que dí con una fotografía de Adams me pareció un paisaje desconocido por la profundidad y las sutilezas; un paisaje de blancos y negros. Casi onírico. Me llamó tanto a la atención que me dediqué a explorar más su trabajo, algo que en épocas de Internet es fácil.  Por aquellos años me llevó algo más de tiempo.

Sus paisajes estáticos y bellamente compuestos muestran como ningunos otros la vasta y perenne naturaleza americana. Podría decir que Adams ha sido el primer ecologista, empeñado en hacer perdurar los paisajes más emblemáticos del Parque Natural de Yosemite.

Pero el resultado final que veía la luz no era por azar: su técnica, y su estilo son aplicables a la tarea fotográfica de hoy en día. Quizás, el ejemplo más importante es su desarrollo del sistemas de  zonas y el movimiento de straight photography, que muchos conocemos y utilizamos hoy en día como SOOC (Straight Out Of Camera)

Hombre inquieto, trabajador, hiperactivo, nos deja un legado visual incomparable, acercándonos lugares de un modo en el que ya no los veremos. Pero su talento para la fotografía naturalista, sus largas escapadas a las montañas y sus exposiciones de lugares idílicos y solitarios le valieron críticas de sus compañeros de profesión en una época en el que el mundo se revolucionaba en cada rincón. El fotógrafo francés Henri Cartier-Bresson dijo sobre él: “El mundo se está cayendo a trozos y todo lo que Adams y Weston fotografían son piedras y árboles». Y no le faltaba razón.

En un mundo de guerras y hambre, Adams nos brida sólo paisajes. Porque parece que si es el hombre el responsable de muchos de los males de este mundo, Ansel Adams lo deja, con premeditación y alevosía, fuera de su encuadre.

Related Posts with Thumbnails