52 fotografos en 52 semanas: David LaChapelle

Si alguna vez has visto algún vídeo de MTV, o has posado tus ojos en alguna revista de moda, seguro has dado con algún trabajo de David LaChapelle. Y si así ha sido, seguro que no has podido sacarte sus imágenes de la cabeza.

Así es él: se te cuela bajo la piel. Se mete por las retinas y no te deja. Golpea. Si existiera una escala para medir la sutileza, LaChapelle estaría en el reverso. Sus fotos son explícitas, contrastadas al extremo, increíblemente estáticas, posadas, pensadas y producidas específicamente. Y todo esto para inyectarte un mensaje.

Porque LaChapelle parece que se cuela en tus pensamientos para reproducirlos: ¿A quién no le han inquietado los ojos asimétricos de David Bowie? Pues el bueno de David va y lo soluciona (a su estilo, claro!)

O quién no ha querido que la perfecta Natalie Portman se dejara llevar alguna vez?

LaChapelle es visceral, crudo. Nos muestra la hipocresía cotidiana, aunque no creo que pretenda darnos ninguna lección. Simplemente lo fotografía porque le divierte. Sin doble moral, sin púlpitos desde donde aleccionar. El humano y sus creencias llevados al extremo. Lo grotesco del glamour.

Porque nadie otro se hubiera atrevido a  fotografiar a Michael Jackson como LaChapelle lo ha hecho.

Tómate un tiempo y saborea el trabajo de David LaChapelle como quien degusta una fresa ácida.

Related Posts with Thumbnails