Como fotografos, estrellas de rock y astronautas organizan su tiempo

Hace un par de días, en el blog de talentosísimo Chase Jarvis leo una entrada que me impulsó a incluir en mi propio blog. Esta es una traducción rápida de las palabras de Chase, pero creo que la idea es potente. No por nueva, sino por cotidiana.

Aquí va:

La experiencia me dice que los que no son fotógrafos o los fotógrafos aficionados a menudo tienen una visión idílica de la vida de un fotógrafo profesional.  Piensan que es todo retozar con una cámara carísima, con los modelos espectaculares en lugares imposibles; con estudios épicos y en fiestas de lujo. No es verdad. Eso no quiere decir que no haya innumerables ventajas en esta profesión… pero esta infografía (cortesía de Swiss Miss vía Seth) nos explica otra cosa: una historia mucho más precisa.

El punto aquí es el siguiente: cada maldita profesión está llena de estas cosas. Las cosas que tienes que hacer fuera del «aura» del trabajo (ya seas  fotógrafo, estrella de rock o astronauta; bombero o poeta): hay zanjas que tienen que ser excavadas; aros por los que tienes que saltar, y mucha mierda que pueden hacer descarrilar la esencia de lo que haces. Puedes tomar decisiones para hacer más o hacer menos de toda esa mierda … Pero hay manera de evitarlo? No, no hay manera: debes lidiar con eso.

Y cuál es la manera de lidiar con todo esto? Elige hacer aquello que te gusta. Porque si lo haces, las zanjas parecerán menos profundas, los aros más cerca del suelo, y la mierda menos apestosa.

Elije con cuidado y elige con el corazón.

(Si quieres, comparte esta traducción. O el original. Creo que es importante.)

Related Posts with Thumbnails