Fotografía de paisajes: Más fácil de lo que crees…

1. Fotografía localmente

Puede ser una gran simplificación decir que cualquiera puede hacer una gran fotografía de uno de esos paisajes de catálogo turístico. Una simplificación y una verdad a medias, claro. Porque para poder enseñar al ojo y comprender mejor a nuestra cámara es necesario practicar, entrenarse. Y no hay nada mejor para ello que comenzar por hacer pequeños gestos cada día. De esta forma, llegará un momento en el que dejarás de pensar en los seteos de tu cámara, y comenzarás a sentir lo que debes hacer (y cómo hacerlo)

Mi proyecto 365 X 2 me exigió que saliera diariamente a fotografiar un mismo lugar. Muchos consideraron que podía llegar a ser monótono fotografiar los amaneceres y atardeceres cada día durante un año. Se podría pensar: «cuántas variaciones interesantes puedes conseguir en esas condiciones?» Pues más de lo que creeríais!

Con el correr de las semanas, lo que comenzó como ensayo y error en el seteo de velocidad y apertura, se convirtió en algo orgánico e instintivo. Por qué? Porque lo hacía cada día, y mis ojos y mis neuronas comenzaron a hacer todo el trabajo. Y esto se logra fotografiando con continuidad. Fotografiando» tu patio trasero» te ayudará a conocer tu entorno, a disfrutar de una salida, aunque sea corta, y te enseñará a  pensar con rapidez.

2. Utiliza un gran angular

No creo que exista el objetivo ideal para fotografiar paisajes, pero me parece que las lentes de gran angular produce una perspectiva dinámica, especialmente en aquellas situaciones en las que no puedes retroceder lo suficiente para capturar las vistas que quieres.

Sugerencia: Asegúrese de utilizar un parasol! La captura de grandes trozos de cielo en tus fotografías aumenta la probabilidad de rebotes de luz en el elemento frontal del objetivo al ser golpeado directamente por la luz del sol, causando rebotes indeseados. Estos rebotes  suelen reducir el contraste y afectar a la nitidez de la toma. Es un elemento que siempre sale conmigo. Es barato y efectivo!

3. Crea máxima profundidad de campo

Al enfocar una lente, se centra en un tema específico en un lugar específico y todos los sujetos a la misma distancia se ven enfocados.  La profundidad de campo varía en función del tipo de cámara, la luminosidad del lente, la distancia de enfoque y la posibilidad de operar con pequeñas aperturas para producir gran profundidad de campo.

Sugerencia: Dependiendo de la luz disponible puede que tengas que utilizar un trípode para estabilizar la cámara debido a la velocidad de obturación lenta producida por pequeñas aperturas. Trabajar con un trípode ayuda a  un enfoque más lento pero más deliberada a la composición de las imágenes. De esta manera, no deberás preocuparte por obtener imágenes movidas

4. Satura los colores

Dispara en RAW. Yo siempre lo hago. Siempre! Esto te permitirá retocar tus fotos contando con toda la información posible, sin pérdidas. Una vez sentado delante del ordenador, podrás ajustar los contrastes, las iluminaciones y las sombras de acuerdo a tus necesidades. El incremento de la saturación producirá resultados dramáticos y espectacilares.

Ahora, deja de leer. Coge tu cámara y dispara paisajes de tu entorno. Seguro que te sorprendes!

Related Posts with Thumbnails