Retratos Filosoficos

El blanco y negro es una maravillosa manera de mostrar retratos, ya que simplifica la fotografía, permitiéndonos centrarnos en los aspectos importantes de esa toma. Nos ayuda a plasmar aspectos más «filosóficos» (si se me permite la expresión), ya que los colores no distraen al ojo observador.

Pocas cosas más surrealistas que una foto en Blanco y Negro: nuestro mundo es un mundo de colores, lo busquemos o no. Es por eso que los retratos en blanco y negro dan un mensaje añadido en cuanto a mostrar la personalidad; despojar de colores nos ayuda a mostrar a nuestro sujeto de una forma más íntima, onírica, si se quiere.

Nos permite imaginar cuáles son los colores de la realidad, una vez que la hemos despojado de ellos. Nos llama a contemplar sin distracciones. Nos sumerge y nos invita.

Haz la prueba con algunos de tus retratos preferidos: verás que el resultado es impactante!

Related Posts with Thumbnails